Hummus clásico

Desde niña he comido hummus como algo típico en los menús de mi familia árabe (mi abuela y mi tía son las mejores cocineras árabes del planeta!)

Sólo hace algunos años descubrí que en Chile no era una comida “tan común” y hoy veo un boom de algunas recetas árabes veganas, como ésta.

La palabra “Hummus” en árabe significa “garbanzos”, aunque en occidente se ha utilizado para llamarle a la pasta hecha con estos.  Hay registros de hace más de 700 años que muestran que en Egipcio y Siria preparaban Hummus sólo con garbanzos y vinagre/limón. Varios siglos después, se ve en Damasco (Siria) la preparación de “Hummus bi Tahini”, agregando la pasta de sésamo o “tahini” a la salsa y ésta es más parecida a la receta de Hummus que hoy preparamos, que lleva garbanzos, jugo de limón, ajo y sal, como base.

Respecto al valor nutricional de esta receta, cuando no contiene sal y aceite en exceso, pasa a ser una preparación buenísima para comer con frecuencia. Los garbanzos son un alimento notable por su alto aporte en proteína vegetal, carbohidratos de lenta absorción, fibra , ácido fólico, magnesio, hierro y zinc, entre otros muchos nutrientes esenciales.

Además son fáciles de conseguir, económicos, rendidores, saciantes, y cuando se activan en agua fresca por 12 a 24 horas, además de liberar sustancias tóxicas y volverse más fáciles de digerir, se cocinan mucho más rápido!

Recomiendo no usar olla a presión, con ningún alimento. Ese aumento tan elevado y rápido en la temperatura, es responsable del deterioro del contenido nutricional de los alimentos, además de la creación de sustancias tóxicas dañinas, como la acrilamida (investiguen!).

Además realmente no es necesario acelerar la cocción, cuando los garbanzos se han remojado suficiente.
Prueben!

Volviendo a esta receta, me declaro hummus lover y  chickpeas lover, también!

Para incluirlos a diario, pueden acompañarlos con una ensalada grande, como almuerzo o comida principal del día. Las legumbres son uno de mis alimentos favoritos y a quien quiera llevar una dieta basada en vegetales, las recomiendo comerlos todos los días, como sustituto de la proteína animal.
Ahora sí, mi receta de HUMMUS CLÁSICO, que de hecho enseñamos a preparar y probamos en nuestro CURSO INTENSIVO DE ALIMENTACIÓN VIVA Y NUTRICIÓN CONSCIENTE próximo a comenzar! (Si quieren información al respecto, clickeen aquí).

Antes lo preparaba con los garbanzos crudos, sólo activados, pero por su alto contenido de almidón, hoy opto por cocinarlos. Se digieren mucho mejor y nuestro sistema inmune e intestino son más felices :)

 

HUMMUS CLÁSICO

INGREDIENTES:
-2 tazas de garbanzos cocidos (activados en agua fresca por 12 a 24 horas, lavados bien y cocidos a fuego lento hasta ablandar)
-1/4 taza de tahini (pasta de sésamo)
-2 o 3 cdas. de jugo de limón
-1/2 cdta. de sal de mar o de roca
-2 cdas. de aceite de oliva, primera presión en frío
-Agua, según textura deseada. Yo usé 8 cdas. Depende en gran parte del procesador/licuadora a utilizar.

Ingredientes

 

PREPARACIÓN:
Una vez cocidos los garbanzos, llevar todos los ingredientes, excepto el aceite, a un procesador de alimentos o licuadora.
Añadir agua , buscando triturar todo y conseguir una pasta densa homogénea, no una crema líquida.
todi sin aceite logo

Añadir luego el aceite y volver a licuar.

hummus aceite logo
Ajustar sabor con sal, aceite, y si se desea, añadir comino, pimienta, pimentón rojo en polvo, etc.

Refrigerar por máximo 3 días. Se puede congelar si se desea conservar por más tiempo.

licuado logo

Servir como almuerzo acompañado de ensalada de hojas verdes, o como dip para picar con vegetales.
Nosotros lo comimos con chips caseros de sweet potatoes! (papas camotes).

final vertical

Disfrutar!!

 

Cuéntenme si la prueban :) Espero que les guste.

 

Saludos a todos y feliz día!

Belén.

 

BOTÓN VER CALENDARIO DE CLASES

¡Nutre tu Vida!
www.chirimoyalegre.cl
Sígueme por Facebook