Bliss Balls en Revista Mujer

Las famosas Bliss Balls

Estas bolitas hechas de frutos secos, cacao y semillas son ideales para llenar el cuerpo de energía. Además son el reemplazo saludable perfecto para las barritas energéticas, que muchas veces contienen azúcar.
  • Angélica Lamarca

Producción: Magdalena Mendía Foto: Alejandra González

¿Por qué consumirlas?

Belén Dussaubat, instructora de Raw Food, explica que en general las bliss balls están hechas con ingredientes naturales como frutas, frutos secos y semillas. Todos estos son libres de elementos procesados como endulzantes, saborizantes, colorantes y preservantes. Son crudas, “raw”o “vivas”, altas en energía vital y conservan sus vitaminas y antioxidantes.

Sus beneficios

Según la profesora de cursos y talleres de alimentación consciente y chef de raw food Belén Dussaubat (www.chirimoyalegre.cl) estos bocados dulces naturales con forma de bolitas tienen grandes beneficios:

  • Prácticos: Son rápidos de hacer, fáciles de transportar y almacenar.
  • Limpieza intestinal: Por su contenido de frutas, semillas y frutos secos, son altas en fibra vegetal, lo que ayuda a la limpieza y salud de los intestinos.
  • Nutritivas: Poseen minerales y vitaminas que cuidan nuestra salud, y son una forma muy fácil de integrarlos a la dieta diaria.
  • Energéticas: Son concentradas en calorías provenientes de azúcares simples, de fácil asimilación (frutas frescas, dátiles, pasas y siropes) y grasas saludables (semillas y frutos secos). En tan solo una bolita hay almacenada mucha energía rápida.

Para los deportistas

Para quienes se mueven mucho en su rutina diaria o practican deporte, las bliss balls son una buena alternativa, comenta Blanca Valdés, natural juice therapist y creadora de www.jugoslaprensa.cl. Las calorías presentes en estas bolitas ayudan a que el cuerpo se llene de energía, nutrición y entregan sensación de saciedad.

Buena receta:

Ingredientes: 1 ½ tazas (250 g) de almendras / 1 cdta. de vainilla / 1 cda. de aceite de coco / ¼ (25 g) mezcla de linaza, maravilla o zapallo / 2 cdas. de semillas de chía / 1 taza (80 g) de coco rallado / 1 ½ tazas de damascos secos

Preparación: Mezclar todos los ingredientes en una procesadora, a excepción de media taza de coco y media de damasco. Al tener una mezcla uniforme, se corta el damasco restante en cuadrados pequeños y agregarlo a la mezcla. Hacer las bolitas y cubrirlas con coco rallado. Duran hasta dos semanas refrigeradas.

Buena colación

La fundadora de Mundo Elefante, lugar de comida preparada con plantas y yoga (www.mundoelefante.com), María Lira, dice que lo ideal es ingerir a media mañana un snack que active el metabolismo y mantenga los niveles de azúcar en la sangre. Las bliss balls son ideales para saciar el hambre entre desayuno y almuerzo.

Receta para saciar el hambre

Ingredientes: 30 g de coco rallado / 40 g de castaña de cajú / 20 g de avena / 50 g de quínoa cocinada / 50 g de frambuesas congeladas / 30 g de higos secos / 20 g de agave. Para la cobertura: acaí o matcha en polvo.

Preparación: poner todos los ingredientes en un procesador de alimentos. Triturar hasta formar una harina e incorporar los alimentos húmedos. Hacer las bolitas y ¡a consumir!

Sus beneficios: al tener higos, ayudan al tránsito intestinal, son ricas en magnesio y calcio. Son recomendables en mujeres embarazadas o período de lactancia. Proporcionan energía y alegría para continuar el día.

Para tener más energía

Belén Dussaubat, experta en alimentación viva, entrega la siguiente receta para quienes quieran llenarse de energía con las bliss balls.

Ingredientes: ¾ taza de nueces / 1 ½ tazas de dátiles / 3 cdas. de semillas de chía / ½ manzana verde / 3 cdas. de jugo de limón / ralladura de la cáscara de ½ limón.

Preparación: Hidratar las nueces por 16 a 24 hrs. (dejarlas remojando en agua purificada). Botar el agua de remojo, enjuagarlas y dejarlas secar por una hora. Retirar el carozo de los dátiles y molerlos hasta formar una pasta. Procesar las nueces, rallar la manzana y la cáscara de limón. Mezclar todo agregando la pasta de dátiles y el jugo de limón. Armar las bolitas. Pueden cubrirse con semillas de sésamo, chía o trocitos secos de nueces. Almacenar refrigeradas hasta siete días.

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *