Artículo de Frutas de Verano en Revista Mujer

Llenas de salud

Las frutas son esenciales en nuestra alimentación y afortunadamente durante el verano la oferta es grande y variada. Aprenda a obtener de ellas los mejores beneficios y disfrute una alta (y saludable) dosis de energía e hidratación a través de este listado que entrega la especialista en ‘Alimentación Viva’ , Belén Dussaubat.

Angelica Lamarca / 17 enero 2014 / Revista Mujer


Sus propiedades

Sandía:
Altamente hidratante, contiene casi un 95% de agua. Es remineralizante, alcalinizante, diurética y laxante. Ayuda a eliminar toxinas de la sangre y sus pepas tienen abundante vitamina E, un gran antioxidante. Su digestión es tan rápida que es preferible comerla siempre con el estómago vacío, ojalá no de postre o junto a otros alimentos, ya que fermenta y esto genera inflamación e hinchazón abdominal.

Melón:
Rico en vitaminas C, B6, B1 y folatos. Contiene minerales importantes como potasio, hierro y magnesio. Ayuda a hidratar, alcalinizar y purificar el organismo. Favorece la función renal y urinaria contra infecciones y cálculos. Es recomendada en casos de estreñimiento y deshidratación. Sus semillas son antiparasitarias y muy antioxidantes. Al igual que la sandía, se aconseja consumirlo con el estómago vacío. Y al comprarlos, deben estar blandos en su parte superior e inferior, y oler rico.

frutitasDamasco:
Equilibra el sistema nervioso. Rico en betacaroteno (provitamina A), importante antioxidante para la salud de los ojos, piel y sistema inmunológico. Contiene altas dosis de sales minerales alcalinas, como el potasio. Tiene pocas calorías, solo 48 kcal cada 100 g, por lo que es altamente recomendado en personas que estén haciendo dietas para adelgazar.

Durazno:
Ayuda a la salud del corazón por su alta concentración de vitaminas A, C y E, poderosos antioxidantes. Muy bajo en sodio y muy alto en potasio y magnesio, minerales imprescindibles para el ritmo y energía de los latidos del corazón y cuidado de las arterias. Rico en fibras y betacaroteno. Se recomienda su consumo diario, especialmente a personas con sobrepeso, ya que crea sensación de saciedad fácilmente. También suaviza y activa el tránsito intestinal.

Guindas:
No destacan por su contenido de vitaminas ni minerales, pero sí por los ácidos orgánicos que estimulan la digestión y ayudan a depurar la sangre. Es un buen laxante y ayuda a reducir los niveles de colesterol. Son ricas en flavonoides, lo que las hace diuréticas, antioxidantes y anticancerígenas. Son antiinflamatorias y antirreumáticas. Como requieren ser comidas de a una, son útiles en tratamientos contra la obesidad. Muy indicada para curas depurativas.

Mango:
Es rico en vitamina A (contiene al menos 16 tipos de carotenoides), por lo que tiene una potente acción antioxidante que neutraliza los radicales libres y protege del envejecimiento celular. Buena fuente de vitamina C, E, del complejo B y potasio. También es un gran diurético y ayuda a activar la circulación sanguínea. Muy utilizada contra afecciones a la piel, para hidratarla y prevenir su envejecimiento precoz. Bueno para personas con hipertensión y con arterioesclerosis.

Ciruela:
De potente efecto laxante, es una aliada contra el estreñimiento y la intoxicación intestinal. Posee un alto contenido de fibra soluble, especialmente pectina, que absorbe agua, colesterol y sales biliares en el intestino, protegiendo sus paredes. Su consumo habitual protege contra el cáncer de colon. Es muy recomendada en depuraciones.

Arándano:
Este superalimento es muy bajo en calorías y muy alto en antioxidantes. Ayuda a depurar y eliminar parásitos intestinales y es altamente recomendado para la prevención y sanación de problemas urinarios, por su acción antiséptica y antibiótica. Eficaz contra afecciones circulatorias, protegiendo vasos sanguíneos y reduciendo la inflamación de los tejidos. Ayuda a bajar la hinchazón estomacal y en trastornos a la vista, mejorando la agudeza visual y el funcionamiento de la retina.

Frutillas:
Altas en antioxidantes como las antocianinas, que le dan su color rojo característico y neutralizan los efectos nocivos de los radicales libres en nuestro organismo. Ricas en vitamina C, potasio y bioflavonoides; carentes de grasa y sodio. Diuréticas, reguladoras del colesterol y por su riqueza en fibra vegetal soluble facilitan el tránsito intestinal. Descongestionan las venas y son una buena fuente de hierro.

Higos:
Contienen azúcar natural, lo que es una buena fuente de combustible celular y energizante para después de la actividad física. Ricos en vitamina B y E, potasio, calcio, magnesio y hierro. Ayudan a suavizar los bronquios, son laxantes y diuréticos, lo que favorece la depuración del organismo. Ricos en manganeso, cobre y zinc.

Consejos de expertos

-Frutas frescas: El nutricionista Roberto Gabarroche explica que los beneficios de comer frutas de la estación son muchos: cuestan menos y son de mejor calidad, ya que el consumo ocurre cuando están más frescas y se les saca el mayor partido a sus propiedades. Las frutas estivales aportan un mayor contenido de agua, ideal para la hidratación que se necesita en esta época. Y las que corresponden al período invernal tienen un alto contenido de vitamina C (ej.: naranja y kiwi), que ayudan a evitar enfermedades respiratorias.

-Frutas en ayunas: La Dra. Mónica Manrique, médico nutrióloga, explica que es ideal comer la fruta como primer alimento del día, ya que su fibra se incorpora al tubo digestivo, por lo que estimula este órgano y facilita el buen tránsito.

-Cómo hacernos más aficionados a ellas: La nutricionista Carolina Wittwer (Modosalud.cl) entrega simples pasos para hacer que la fruta sea más aceptada y consumida en la casa: ir una vez a la semana a la feria / hacer tutifruti y tenerlo siempre en el refrigerador para tentar / calcular que el ítem frutas y verduras se lleve el 30% del gasto semanal que hacemos en alimentos / ir siempre variando las preparaciones.

Buen dato

La experta en frutas y directora del sitio web sobre alimentación y estilo de vida saludable, Chirimoya Alegre, Belén Dussaubat, entrega 3 ejemplos de comidas compuestas sólo por frutas para nutrir y energizar, en reemplazo de otra comida. No deja sensación de hambre y contiene alrededor de 400 calorías:
-2 mangos y 2 puñados de arándanos
-3 duraznos y 2 puñados de guindas
-2 tazas de frutillas y ½ piña

“Es ideal comer la fruta como primer alimento del día, ya que su fibra se incorpora al tubo digestivo, por lo que estimula este órgano y facilita el buen tránsito”, explica la nutrióloga Mónica Manrique.

¡Nutre tu Vida!
www.chirimoyalegre.cl
Sígueme por Facebook

Tags: Frutas, Prensa, Verano,

Artículos relacionados

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *